Sor Ángela María nos abrió los ojos y conmovió los corazones de pequeños y mayores contándonos la dura realidad que se vive en Asia, especialmente en la India.
Esperamos que la experiencia perdure en nuestra memoria para no decaer en el deseo de ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.